El Comedor

A través de la cocina abierta y su mesa comunal, Casa TEO invita a gente que Enrique Olvera y su equipo admiran para ofrecer talleres y pláticas abiertas al público. Estas actividades siempre van acompañadas de una comida para aprovechar lo que para Casa TEO es importante: la convivencia, la plática y el intercambio. Con este mismo pretexto surgen las cenas servidas por chefs residentes o restaurantes invitados, mexicanos o extranjeros, generando un encuentro más íntimo y privado. El espacio está limitado a diez personas, dado el tamaño de la mesa comunal.